Muerte en el cementerio. Graciela Iturbide
Muerte en el cementerio, México, 1978.
© Graciela Iturbide, 2009

Graciela Iturbide sacó esta fotografía en un pueblo mexicano mientras acompañaba a una familia que iba a enterrar a su hijo pequeño. Al llegar, se encontraron en medio del cementerio con un cadáver en un estado de descomposición evidente.

La radicalidad de la escena es innegable. La cabeza presenta un aspecto de calavera, ya que ha sido la parte más azotada por los buitres. Esta imagen forma parte de una serie que la fotógrafa dedica al sepelio del menor. El propio cadáver del niño en el interior del ataúd también fue fotografiado. La colección se completa con diferentes instantáneas de los rituales de duelo y acompañamiento del féretro blanco. La serie fue presentada en la exposición de la Fundación Mapfre en Madrid en fotografías pequeñas, dentro del apartado temático: México: rituales, fiesta y muerte.

En el escenario del cementerio, la descomposición del cuerpo se muestra de forma visible, rodeada de tumbas donde la muerte pugna por esconderse. Visibilidad e invisibilidad se enfrentan así de forma manifiesta y, lo que se esconde en las sepulturas, se muestra descaradamente en este cuerpo abandonado a su suerte en proceso de transformación objetual.

La desintegración del sujeto en favor del objeto científico, como resto casi arqueológico, no es lo más espeluznante de la imagen. Lo que realmente resulta inquietante es desconocer qué le pasó a ese hombre y por qué está tirado así en el cementerio a expensas de los buitres.