Nosotros hemos descubierto la felicidad, conocemos el camino, hallamos la salida de muchos milenios de laberinto. ¿Quien más la encontró? ¿Acaso el hombre moderno? "Yo no sé ni salir ni entrar; yo soy todo lo que no sabe ni salir ni entrar", así suspira el hombre moderno...

NIETZSCHE, Friedrich, El Anticristo. Ensayo de una crítica del Cristianismo, elaleph.com, p. 11.

Cita

Lo sublime conmueve, lo bello encanta. (…) Lo sublime presenta, a su vez, diferentes caracteres. A veces le acompaña cierto terror o también melancolía.

KANT, Immanuel, Lo bello y lo sublime, Espasa Calpé, Barcelona, 1999, pág. 14.
Copyright © 2003-2019 Marisol Romo Mellid. Todos los derechos reservados.