Portada del libro El mundo del objeto a la luz del surrealismo de Juan-Eduardo Cirlot
  • Título: El mundo del objeto a la luz del surrealismo
  • Autor: Juan-Eduardo Cirlot
  • Editorial: Anthropos
  • Lugar: Barcelona
  • Año: 1986
  • Páginas: 128
  • Colección: Palabra plástica
  • ISBN: 84-7658-020-7

Tema

En el libro se intenta llegar a la auténtica esencia del objeto, que ha adquirido una potencia más relevante que la que pudiera poseer desde la época del surrealismo.

Resumen

En opinión de Juan-Eduardo Cirlot, la clasificación que se puede dar de los objetos es la siguiente:

  1. Objetos reales.
  2. Objetos ideales.
  3. Objetos cuyo ser consiste en el valer.
  4. Objetos metafísicos (unificación de los demás grupos).

El objetivo del libro es buscar la esencia del objeto, a la par que se analiza como se ha estudiado en las diferentes tendencias artísticas. Que el objeto hable por sí mismo, en definitiva. Como telón de fondo, una nueva ciencia: la patafísica; disciplina que se apoya en la intuición, en la irracionalidad de la cosa en sí y en el amor.

Los dadaístas, por ejemplo, se esforzaron por hacer aparecer ese lado ordinariamente invisible del objeto y por eso en el dadaísmo está el juego del objeto, el sujeto y un tercer orden oculto: la surrealidad. Marcel Duchamp con sus objetos ready-made y otros es su mayor representante. A su juicio, la simple elección de un objeto ya equivalía a la creación. ¿Cuáles eran las intenciones de Duchamp?, se pregunta Juan-Eduardo Cirlot y esto es lo que responde:

  • Desorientar a los públicos.
  • Probar la importancia intrínseca de los objetos.
  • Sugerir inauditas relaciones entre el objeto y el sujeto (simbolismo).

El surrealismo, por su parte,tiende a provocar una revolución total del objeto. Casi todos los objetos de la práctica surrealista tienen en común la inutilidad práctica, su aspecto turbador y extraño, la arbitrariedad, contradicción y heterogeneidad de los elementos que lo constituyen. El mérito del surrealismo ha sido saber destacar la existencia del objeto. Las búsquedas surrealistas, al querer revolucionar el sentido del objeto, procuran ante todo el desplazamiento; arrancar la cosa de su dirección racional (simbolista o utilitaria) para determinar así el surgimiento de la irracionalidad pura del objeto. Lo terrorífico de la sublevación del objeto radica en su silencio y en su inmovilidad. En todo caso, tanto los dadaístas como los surrealistas supieron reflejar la protesta del objeto.

Comentarios

  • El autor dice que la tentación de la estética es una de las más graves en el camino de desnudar al objeto y de encontrar la esencia de la objetividad. No estoy de acuerdo, quizás pueda tratarse de todo lo contrario.
  • De especial interés resulta la idea del autor según la cual es difícil separar del objeto los factores físicos y los psicológicos (idea desarrollada en la pág. 56).
  • Realiza, además, una distinción muy adecuada entre el expresionismo y el simbolismo. Según el autor, el expresionismo marca un predominio del sujeto sobre el objeto. El simbolismo, sin embargo, trata de desvelar las condiciones de identidad del sujeto.
  • Estoy de acuerdo con que la simple elección de un objeto ya equivale a una creación (tal y como lo expresa en la pág.78).
  • También es muy interesante la consideración de que el mérito del surrealismo ha sido saber destacar la existencia del objeto y que lo terrorífico de la sublevación del objeto radica en su silencio y en su inmovilidad.

Imagen destacada

La falsa "ciudad de los locos"

Lavandería de la Casa de Orates 1924
Lavandería de la Casa de Orates 1924. Poleas, correas y un pequeño decaville que recorre con sus vías el Psiquiátrico, reproducen modelos industriales macro-económicos.

La explotación laboral de los enfermos mentales no es un tema del que se haya hablado mucho. Esta fotografía de la lavandería de la Casa de Orates, antigua clínica mental de Chile, relaciona de forma inquietante al enfermo mental con la explotación intensiva de pacientes al servicio del sistema capitalista. Cuando uno la mira, parece que se trata de una fábrica, no de un hospital.

Leer más...

Cita

Esta mañana llegamos todos a la escuela muy contentos, porque van a sacar una foto de la clase, que será para nosotros un recuerdo que nos gustará toda la vida, como ha dicho la maestra.

SEMPÉ / GOSCINNY, El pequeño Nicolás, Alfaguara, Madrid, 1985, pág. 11.
Copyright © 2003-2020 Marisol Romo Mellid. Todos los derechos reservados.