Sobre la fotografía - Susan Sontag
  • Título: Sobre la fotografía
  • Autor: Susan Sontag
  • Editorial: Edhasa
  • Lugar: Barcelona
  • Año: 1992
  • Páginas: 224
  • ISBN: 84-350-1417-7

Tema

Ensayo profundo y complejo sobre el papel de la fotografía en la sociedad actual, teniendo en cuenta su propio origen.

Resumen

Hay unas cuantas ideas que aparecen de continuo en el libro. Una de ellas es el carácter esteticista de la fotografía que tiene su origen, entre otros elementos, en el paso del tiempo que es precisamente lo que la vuelve surreal: el irrefutable patetismo de un tiempo ido, según la opinión de la autora.

Las fotografías son, para Susan Sontag, estéticamente indestructibles. El surrealismo, precisamente inmerso en la médula de la fotografía puede servir para proponer que coleccionemos el mundo (colección de rarezas).

Susan Sontag otorga así un carácter reaccionario a la fotografía o por lo menos expresa su temor a que esto ocurra. Otra crítica que formula a la tendencia estetizante de la fotografía es, justamente, que el principal efecto de la imagen fotográfica es convertir el mundo en un supermercado o museo donde cualquier modelo es rebajado a artículo de consumo.

Otra idea expuesta por Sontag tiene que ver con la relación ambivalente de la fotografía con la realidad. Por un lado, como algo que dota de realidad a las imágenes y, por otro, lo que la hace perder precisamente esa realidad. El peligro y el poder de las fotografías consiste en que, al mismo tiempo, nos ofrecen una relación experta con el mundo y una aceptación promiscua del mismo (es el temor que tiene siempre presente Sontag cuando habla del matiz esteticista y surreal de la fotografía).

El fotógrafo transforma la realidad en antigüedad y pone en evidencia que la realidad es perecedera, insuficiente e inclasificable. El realismo fotográfico tiene más que ver con lo que realmente percibo que con lo que realmente hay. Está presente toda una dialéctica entre el asedio de la realidad o la sumisión a la realidad. La fotografía no es sólo una interpretación de la realidad sino también una huella o máscara mortuoria que puede conferir realidad o poner en evidencia que la realidad no existe. Sontag considera que la fotografía recicla lo real.

Otra cuestión que se trata en el libro es la relación de la fotografía con el fotógrafo. Desde esta perspectiva, la autora analiza hasta que punto fotografiar es un acto violento de apropiación que puede, en el extremo de la metáfora, asesinar. La apropiación de la realidad, sería para Susan Sontag, como un primer paso para la apropiación fotográfica. Las fotografías retratan un temperamento individual, en el sentido que lo expresaba Minor White y, por consiguiente, el fotógrafo en su relación con la fotografía puede provocar una anulación del yo o una celebración del ego.

Sobre la esencia de la fotografía y sus cualidades intrínsecas, Sontag realiza algunas afirmaciones de interés:

  • Nos habla de la magia de la fotografía como pseudopresencia y signo de ausencia. Desde esta perspectiva, las fotografías serían talismanes y tentativas de poseer la realidad.
  • Lo surreal está en la medula del proceso fotográfico y es la distancia que la fotografía impone y franquea: distancia social y temporal.
  • La fascinación ejercida por las fotografías es un recordatorio de la muerte y una invitación al sentimentalismo.
  • La fotografía amplifica el concepto de belleza, arte y verdad o cambia sustancialmente el lugar de todos ellos.
  • La proliferación de imágenes conlleva una erosión del significado.
  • En la fotografía el eclecticismo no tiene límites.

Una de las afirmaciones más importante de Susan Sontag es que la fotografía crea nuevas ambiciones para las artes y todo arte aspira a ser fotografía. Por lo tanto, la fotografía no es sólo una interpretación de lo real, sino también una huella o máscara mortuoria. En este contexto, la sensación de que el proceso fotográfico es algo mágico también tiene su sentido.

Comentarios

  • Son muy acertadas las afirmaciones de S. Sontag cuando mantiene que fotografiar sabe a conocimiento y por tanto a poder.
  • Está claro también que a pesar de la distorsión o la manipulación, siempre existe la presunción de que lo que hay en la fotografía existió.
  • Es discutible su idea de que todo uso de la cámara supone o implica una agresión.
  • La fotografía está también implicada en la sociedad de consumo.
  • Más discutible es su idea de que todo lo que se fotografia está impregnado de patetismo y atestigua el paso del tiempo. En este sentido, hay que tener en cuenta que el patetismo nunca está en la fotografía, sino fuera, ya que ella sólo actúa como un soporte.
  • Muy acertado es, sin embargo, el carácter esteticista y surreal que Sontag otorga a las fotografías.
  • El paso del tiempo es crucial, en opinión de Sontag, para aumentar el valor estético de la fotografía.
  • Realiza también algunos comentarios sobre los límites difusos existentes entre el realismo y lo abstracto.
  • Sontag habla acertadamente de las posibilidades de la fotografía, de su futuro como superación del arte.

Imagen destacada

El cortador de cabezas

Rebelión Cristera, México, 1928. © IISUE / AHUNAM / Fondo Aurelio Robles Acevedo.
Rebelión Cristera, México, 1928.
© IISUE / AHUNAM / Fondo Aurelio Robles Acevedo.

Esta fotografía es de un campesino, que muestra a la cámara las cabezas de dos cristeros (seguidores cristianos), que previamente ha seccionado. La imagen apareció publicada el 8 de octubre de 1935 en la revista mexicana: Sucesos para todos ocupando toda la portada, con el siguiente titular: “El cortador de cabezas”.

Leer más...

Cita

¡Algo horrible ha entrado en mi vida! Sombríos presentimientos de un destino amenazador se ciernen sobre mí como negras nubes impenetrables al más pequeño y amable rayo del sol.

HOFFMANN, E.T.A., “El hombre de la arena” en Nocturnos Anaya, Madrid, 1987, pág. 21.
Copyright © 2003-2018 Marisol Romo Mellid. Todos los derechos reservados.