Alfred Stieglitz
Alfred Stieglitz
Dorothy True, 1919

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía acoge hasta el próximo 16 de mayo una exposición de Alfred Stieglitz y los fotógrafos y artistas de su círculo. Es la primera vez que se presenta en Europa1 una exposición en la que no sólo se muestran sus trabajos fotográficos sino, además, su contribución a la fotografía moderna estadounidense y a la divulgación en los Estados Unidos de los trabajos artísticos de las vanguardias europeas.

Así, en la muestra se puede ver una selección de las fotografías que él realizó desde 1905 hasta 1937, algunas de sus colaboradores y, además, obras de los artistas de la vanguardia europea, fundamentalmente pintores, que él dio a conocer en las tres galerías que coordinó durante su vida (The Little Galleries of the Photo-Secession, The Intimitate Gallery y An American Place).

No hay cuerpo del deseo, no hay nada que lo conforme, que lo cree y que le de vida como sueño, más que la mirada.

Allí donde está la silla del poder, ahí donde se sientan los cuerpos del poder, ya no hay sitio para la palabra y mucho menos para la imagen. Y la fotografía es la invitada más temida por ser la más deseada en esta fiesta del terror.

Oscar Gustave Rejlander. Autorretrato, 1857
Oscar Gustave Rejlander
Autorretrato, 1857
Autor desconocido. Superviviente de la bomba atómica de Nagasaki, 1945-1950
Autor desconocido
Superviviente de la bomba
atómica de Nagasaki, 1945-1950
© CORBIS

Comunicación elaborada para el I Congreso de Teoría y Técnica de los Medios Audiovisuales: El Análisis de la Imagen Fotográfica, celebrado los dias 13, 14 y 15 de octubre de 2004 en la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales la Universidad Jaume I de Castellón.

En la presente comunicación1, analizaremos algunas fotografías en las que el cuerpo siniestro es sugerido desde el espacio fotográfico. Para realizar este análisis, hemos tomado como punto de partida una selección de fotografías2 de conflictos bélicos que abarcan desde la guerra de Crimea hasta el holocausto judío.

Llamaremos cuerpos siniestros a los cuerpos muertos, deformes y a todos aquellos que, en general, ofrezcan una representación inquietante del cuerpo, bien desde el punto de vista estético o desde el punto de vista narrativo. En este sentido, hay que señalar que las fotografías de guerra se caracterizan, como la fotografía de prensa en particular y la documental en general, por mantener un nexo de unión evidente con los acontecimientos (trágicos en este caso) a los que se refieren. Y, es precisamente esta “adherencia”, la que nos va a permitir hablar de la evocación del cuerpo siniestro.

Muerte de un soldado republicano. Cerro Muriano (Córdoba), 1936. Robert Capa
Robert Capa
Muerte de un soldado republicano.
Cerro Muriano (Córdoba), 1936.
Worcester Art Museum.

Ejecución en la calle de un prisionero del Vietcong. Saigón, 1968. Eddie Adams
Eddie Adams
Ejecución en la calle de un prisionero del Vietcong.
Saigón, 1968.
Fotografía AP


Sobre la fotografía de la guerra civil española, Susan Sontag1 señala lo siguiente:

El soldado republicano al que Robert Capa «dispara» con su cámara justo en el momento en que es blanco de una bala enemiga, y casi todos los que han oído hablar de esa guerra pueden traer a la memoria la granulosa imagen en blanco y negro de un hombre de camisa blanca remangada que se desploma de espaldas en un montículo, con el brazo derecho echado atrás mientras el fusil deja sus mano; a punto de caer, muerto, sobre su propia sombra.

Libro recomendado

La invención de la histeria - Georges Didi-Huberman

Georges Didi-Huberman - La invención de la histeria
  • Título: La invención de la histeria - Charcot y la iconografía fotográfica de la Salpêtrière
  • Autor: Georges Didi-Huberman
  • Editorial: Ediciones Cátedra
  • Lugar: Madrid
  • Año: 2007
  • Páginas: 427
  • ISBN: 978-84-376-2381-8

Tema

El libro recoge y analiza las fotografías de poses, ataques, gritos, “actitudes pasionales”, “crucifixiones”, “éxtasis” y todas las posturas del delirio que componen la Iconographie photographique de la Salpêtrière. En palabras de Didi-Huberman, la Salpêtrière era, en el último tercio del siglo XIX, lo que nunca había dejado de ser: una suerte de infierno femenino, una città dolorosa con cuatro mil mujeres, incurables o locas, encerradas allí.

Leer más...

Cita

El museo imaginario de la fotografía habita en el terreno puro de la creación; es el exceso que nos apremia y compromete en una búsqueda sin final. Tiene toda la secreta fuerza del arte y de lo desconocido.

CALVO SERRALLER, Francisco, “La fotografía entre el arte y lo desconocido” en La fotografía en España hasta 1900, Ministerio de Cultura, Madrid, 1982, pág. 72.
Copyright © 2003-2019 Marisol Romo Mellid. Todos los derechos reservados.