Pistola 2, 1955. Nueva York. William Klein
William Klein
Nueva York
Pistola 2, 1955

Los organizadores del certamen PhotoEspaña han concedido esta edición el máximo galardón del festival al estadounidense William Klein, que ha presentado una amplia representación de su obra en la exposición: Las ciudades de William Klein en el Centro Cultural Conde Duque.

La muestra ha sido todo un éxito. La prueba está en que la sala ha estado en muchos momentos abarrotada de público. Los comentarios más oídos han sido que era la mejor de todas las que ha habido en el Conde Duque, donde han tenido lugar además otras dos exhibiciones importantes de PhotoEspaña: Empirismos (Nuevos lenguajes documentales en España y Portugal) y Mass Observation.

Chico en el tejado, 1942. Walter Rosenblum
Walter Rosenblum
Pitt Street, New York

Chico en el tejado, 1942
© Walter Rosenblum

Walter Rosenblum es, sin duda, uno de los mejores fotógrafos de esta edición de PhotoEspaña. Los aficionados han podido ver una amplia muestra de su obra en la exposición: Calle Mayor. Fotografía urbana en América, junto a otros dos grandes de la fotografía: Bill Owens y Stephen Shorey que acoge el Centro Cultural de la Villa.

Rosenblum deja en evidencia en esta exposición su maestría como fotógrafo. Mirada reflexiva, composición fotográfica soberbia e indagación documental confluyen de forma espontánea en sus imágenes, en las que el cuerpo documental es siempre el protagonista. De tal forma que lo personal y lo social se funden en la mayoría de sus excelentes retratos.

Transcripción de la comunicación presentada en el III Congreso Internacional de Análisis textual, “De la deconstrucción a la reconstrucción”. Celebrado en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid del 13 al 16 de abril de 2005.

mujeres que caminan hacia la cámara de gas
Fotografía 4 de la serie del Sonderkommando.
Esta fue la última fotografía que sacó Aléx
en su huída. Tras la negrura de los árboles,
se entremezclan los cuerpos desnudos de
las mujeres que caminan hacia la cámara
de gas y que aquí ya no se perciben.

El cuerpo fotográfico de la reconstrucción que se va a abordar en esta comunicación es el cuerpo de la verdad. Esa verdad que ha sido tantas veces puesta en solfa por los pensadores deconstructivistas.

Cuerpo de la verdad que en este caso se va a analizar, principalmente, a través de cuatro fotografías realizadas a escondidas desde una cámara de gas por el grupo especial de prisioneros encargados de las tareas de exterminio: el Sonderkommando en Auschwitz y en las que se ve, por una parte, la quema de cadáveres gaseados y, por otra, como unas mujeres son conducidas a la cámara de gas.

También se ve el miedo del fotógrafo y las dificultades que tuvo para hacer las fotografías. Esta es la foto última que tomó Alex en su huída (en la negrura se presienten los cuerpos de esas mujeres conducidas hacia las cámaras de gas). Al parecer, consiguió huir sin ser descubierto por los nazis.

Lo que sitúa al cuerpo en el centro del debate no es la moda, sino la perentoriedad. El cuerpo está siendo repensado y reconsiderado por artistas y escritores porque está siendo reestructurado y reconstituido por científicos e ingenieros. Con estas palabras William A. Ewing comienza su libro: El cuerpo. Fotografías de la configuración humana.

Almas alemanas. Fabio Borquez
Fabio Borquez
Almas alemanas

Precisamente Fabio Borquez es uno de esos artistas preocupados por el cuerpo, como se ha podido ver en su trabajo: “Almas alemanas” que ha sorprendido a muchos críticos, no sólo por el grado de reflexión que plantean sus imágenes, sino también porque son prueba de la preocupación generalizada en el arte contemporáneo por acercarse o bordear los límites de lo imaginable.

La serie de “Almas alemanas” es un trabajo en el que ha jugado con la superposición de imágenes, de tal forma que sobre los cuerpos desnudos de sus modelos se proyectan perfiles arquitectónicos. El resultado final es siempre una imagen hasta cierto punto inquietante y que, en algunas ocasiones, también se acerca a lo amenazante, a lo terrible, al horror y al dolor.

Mrs. Elizabeth Johnstone Hall, 1845. Hill & Adamson
Hill & Adamson
Mrs. Elizabeth Johnstone Hall, 1845

La fotografía mantiene una relación especial entre estas dos categorías estéticas, discursivas y psicológicas, claramente diferenciadas de la pintura, la arquitectura y la escultura. Digamos, por tanto, que la fotografía se acerca más a las representaciones escultóricas y arquitectónicas, donde forma y presencia parecen inseparables al tiempo que se distancia de la pintura, donde la distinción entre forma y presencia es diferente y remite casi exclusivamente al acto creador del artista.

Pero, lo que realmente diferencia a la fotografías de otros medios artísticos es algo que ya vio con claridad Walter Benjamin y que no es otra cosa que el aura. Veamos, entonces, como lo define este autor: ¿qué es propiamente el aura? Una trama muy especial de espacio y tiempo: la irrepetible aparición de una lejanía, por cerca que pueda encontrarse.

Cita

El enfrentamiento con un momento de agonía fotografiado puede enmascarar otro enfrentamiento mucho más amplio y urgente.

BERGER, John, Mirar, Hermann Blume, Madrid, 1987, pág. 43.
Copyright © 2003-2018 Marisol Romo Mellid. Todos los derechos reservados.