Nils-Udo. Root Sculpture, 1995. Parque Chapultepec, Mexico City, Mexico
Nils-Udo
Root Sculpture”, 1995
Parque Chapultepec, Mexico City, Mexico

Sueños, fantasía y retazos de memoria forman parte del paisaje natural que Nils-Udo pone en escena en sus poemas visuales, donde naturaleza y artificio son expresión de los límites humanos. Este artista construye espacios artificiales en la naturaleza, pero siempre utilizando materiales del propio ecosistema y después hace una fotografía de esas instalaciones para tratar de preservarlas de lo efímero. Asumiendo el papel de sacerdote sagrado va buscando la esencia de lo natural a través de ficciones naturales. Nils-Udo inició su andadura artística en los años 60 cuando comenzaron los primeros trabajos de Land-art (el arte de la naturaleza) y, desde el principio, otorgó una importancia fundamental en su trabajo a la fotografía. De tal forma es así, que todas las construcciones que realiza están perfectamente diseñadas para ser fotografías desde un punto de vista determinado e incluso se van modificando hasta conseguir la toma deseada. La importancia que Nils-Udo le da a la fotografía se hace patente, de forma evidente, en la calidad técnica y plástica de sus imágenes, todas ellas de grandes dimensiones con diferentes formatos (panorámicos, cuadrados, rectangulares), realizadas en Ilfochrome sobre aluminio jugando con el contraste en algunas, mientras que en otras la armonía tonal resulta más evidente.

Tina Modotti. Mujer con bandera negra anarco-sindicalista, 1928
Tina Modotti
Mujer con bandera negra
anarco-sindicalista, 1928

Alumna y amiga de Edward Weston, se implicó de forma profunda en los problemas de México al mismo tiempo que iba desarrollando su faceta artística: me considero –decía– una fotógrafa y nada más, y si mis fotografías se diferencian de lo generalmente producido en este campo, es que yo precisamente trato de producir, no arte, sino fotografías honradas, sin trucos ni manipulaciones. De esta forma tan rotunda, Tina Modotti reivindica una naturaleza propia para la fotografía que se acerca más a la personalidad del fotógrafo que a una definición de lo creativo o lo artístico que lleve implícito un desplazamiento deliberado hacia cualquier cosa que pudiera asociarse a la manipulación. El Instituto de México en España ha organizado en su sede madrileña una exposición de su obra que podrá visitarse hasta el próximo día 17 de febrero de 2006. Bajo el título: “Una nueva mirada”, la muestra recoge algunas de las imágenes más conocidas que la artista pudo realizar durante su larga estancia en México.

Foto de David Nebreda
David Nebreda

No hay nadie que haya jamás escrito, o pintado, esculpido, modelado, construido, inventado a no ser para salir del infierno. Estas palabras de Antonin Artaud, excepcional artista enfermo de esquizofrenia, sirven ahora para presentar las imágenes más impactantes del nuevo mártir del panorama artístico internacional. Heridas, amputaciones, flagelaciones y llagas en su piel (todas ellas reales y no simples performances fingidas) dan cuenta de la relación especial que la locura puede mantener con la creación fotográfica en el caso de David Nebreda (Madrid, 1952), que confiesa que su vida es muchísimo peor a lo que muestran sus ya de por sí desgarradoras imágenes. Enfermo de esquizofrenia paranoide desde que tenia 19 años, no toma medicación y su única terapia la constituyen sus propias fotografías. Una de sus imágenes (probablemente escrita con fluidos corporales) contiene el siguiente texto a veces entrecortado con palabras en sucesión sin formar frases completas: he conocido al enemigo de dentro y de fuera. Tengo miedo de seguir utilizando mi sangre, las quemaduras, los azotes, el agotamiento, los clavos. Sólo conservar de mi patrimonio el silencio (…), movimiento, excremento, ritos…

Cadáver de Emiliano Zapata, 1919
Cadáver de Emiliano Zapata, 1919

Los retratos post mortem son imágenes paradójicas. Melancolía, dignidad y misterio acompañan siempre a la figura del muerto, mientras que la presencia del cadáver parece amenazar esa atmósfera de trascendencia al situar de golpe a las fotografías en lo explícito de la carne en descomposición.

Retratos post mortem es el nombre con el que se conoce a las fotografías realizadas a las personas fallecidas de muerte natural y/o violenta y puede considerarse que representan, desde un punto de vista histórico, el primer acercamiento claro de la fotografía con la representación de los cuerpos muertos (cuerpos siniestros desde una perspectiva estética y filosófica). En la actualidad, se consideran tabú lo que no ocurría años atrás en que tanto su uso como su visión eran algo normal.

Cristina García Rodero. Rituales en Haití
Cristina García Rodero
Rituales en Haití

Cuerpos insinuantes y rodeados de sangre ritual ahuyentan los malos espíritus desde la violencia de sus actos sanguinarios, mientras que los muertos vivientes agonizan en la esclavitud de su historia. Al lado, una mujer fotografía todos sus gestos e inmortaliza el poder y la magia de lo siniestro. Es la española Cristina García Rodero.

Haití es una isla misteriosa. Sus habitantes, igual que en los pueblos primitivos, sólo entienden el lenguaje de la superstición y por eso consagran toda su vida y sus actos a los ritos. Nada en sus vidas está al margen de lo que les marca los seres superiores (los dioses y las fuerzas de la naturaleza) y esto no se comprende desde la mirada desacralizada de occidente que hace girar toda su cultura alrededor del dinero. Incapaces de comprender los rituales vudú (magia blanca y magia negra) de los haitianos se les ha calificado de auténticos bárbaros porque realizan numerosos sacrificios y también practican cierto canibalismo (aunque esta costumbre es muy restringida y va en desuso).

Cita

«Vio y creyó» (et vidit, et credidit), anota lapidariamente San Juan: creyó porque vio, como más adelante otros creerán por haber tocado, y otros incluso por no haber visto ni tocado.

DIDI-HUBERMAN, Georges, Lo que vemos, lo que nos mira, Manantial, Buenos Aires, 1997, pág. 23.
Copyright © 2003-2018 Marisol Romo Mellid. Todos los derechos reservados.