La Agencia Magnum presentó en Madrid una exposición en la Fundación Canal1 de las hojas de contactos que realizaban sus fotógrafos antes de decidir que imágenes se iban a publicar del conjunto que habían realizado de un tema. Así se muestra una faceta común en la fotografía de prensa clásica, como era la realización de hojas de contactos, que permitían ver en el tamaño del negativo todas las fotografías justamente al poner en contacto la película con el papel fotográfico. A pesar de tratarse de una exposición especialmente dedicada a los contactos, la muestra ha quedado reducida una vez más a visionar algunos de los hits fotográficos de la agencia, que ha sabido imponer su propia ideología a través de los iconos que ha ido fabricando.

El fotógrafo se decanta por dar protagonismo al perro
Contactos de Herbert List en la exposición © Marisol Romo Mellid

La exposición de Paul Strand en Madrid sitúa el debate fotográfico más allá del inevitable cruce de la historia de la fotografía con la personalidad y el saber hacer del fotógrafo. La muestra está dividida en tres partes, que se corresponden con los tres momentos claves de su trayectoria artística y, en todos ellos, Strand consigue transmitir una personalidad poderosa que domina y doblega los sentidos y significados de sus imágenes. Resulta prácticamente inevitable que, después de ver la exposición, se sienta en el aire la inherente marca personal en unas fotografías que deberían hablar por sí mismas. En los límites de la dialéctica fotográfica, por tanto, se nos revelan ahora como restos de una batalla o de una lucha.

Strand fotografió a esta mujer ciega en New York
Paul Strand © Propietario

La Fundación Telefónica ofrece una exposición muy interesante del fotógrafo español Antoni Arissa (1900-1980). Reconozco que yo no conocía a este fotógrafo y me pareció que su trabajo tenía una calidad suficiente como para ser considerado por el público. Es evidente que los comisarios de la muestra: Valentín Vallhonrat y Rafael Levenfeld, han realizado una labor admirable de recuperación e investigación, que les ha permitido rescatar gran parte de la obra que Arissa realizó entre 1922 y 1936.

niños trabajando en las labores del campo
Antoni Arissa © Herederos de Arissa

La exposición que la Fundación Mapfre dedica a Cartier Bresson en la Sala Recoletos de Madrid es sorprendente. Ahora bien, sorprende por bien y también por mal. Me explico. Cuando estuve viendo la exposición era domingo y los dos pisos en los que se ha montado la muestra estaban abarrotados de público. Había también numerosas azafatas vigilando que los asistentes no se llevaran las fotografías. La entrada mía a la sala también fue problemática. Se me indico de malos modos que debía ponerme en una cola, que ni se percibía con claridad. Porque primero uno tiene que sacar entradas, aunque el acceso a la exposición sea gratuito. Después entregar las entradas a una azafata impertinente. En fin, recorrer y ver la exposición se convirtió en algo incómodo por este contexto tan irrespetuoso.

Autoretrato de Henri Cartier Bresson
© Propietario

El suicidio no es sólo un acto final, sino también un proceso. Hay unas causas y un desenlace predecible. La fotografía ha mantenido siempre con el tema del suicidio una relación especial. Durante décadas los fotógrafos han retratado las causas de los suicidios, los desenlaces finales y, en algunas ocasiones, hasta las instantáneas de los suicidios en tiempo real.

Mujer cayendo al suelo tras tirarse por una ventana
Suicidio. Bufalo, Nueva York, 1942
© I. Russell Sorgi.

Cita

Pero ¿qué es propiamente el aura? Una trama muy especial de espacio y tiempo: la irrepetible aparición de una lejanía, por cerca que pueda encontrarse.

BENJAMIN, Walter, Sobre la fotografía, Pre-Textos, Valencia, 2004, pág. 40.
Copyright © 2003-2019 Marisol Romo Mellid. Todos los derechos reservados.